Solicitud de Cita Previa:            694.470.300

Puedes seguirnos en tu red social favorita:

  • Twitter App Icon
  • Icono de la aplicación de Facebook
  • LinkedIn Icon App
También puedes encontrar información y opiniones sobre nuestros servicios en los siguientes enlaces:

 Web propiedad de Psicología Lourdes Conte

2015. Todos los derechos reservados.

Aviso legal y politica de privacidad y politica de cookies

No es infrecuente que la vida en pareja desencadene ciertos conflictos, que en muchos casos, abocan  al fracaso de la relación y en su mayoría están relacionados con problemas de comprensión entre los miembros de la pareja, la infidelidad, el rol de cada uno en la vida de pareja o problemas de la esfera sexual.

 

La terapia de pareja tiene como objetivo ayudar a los miembros de la pareja a resolver sus diferencias en aras de mantener viva la propia relación y mejorarla, o en caso de que sea imposible, y la disolución de la pareja sea imperativa, llegar a un entendimiento más adecuado.

 

Aunque podría asistir a terapia uno de los miembros de la pareja, si el otro se niega a hacerlo, es especialmente importante que ambos miembros de la pareja se muestren dispuestos a acudir a terapia para así alcanzar los objetivos previstos y mejorar los resultados obtenidos.  

¿Qué es la terapia de pareja?

La terapia se basa en un enfoque de características cognitivo-conductuales, donde se pretende recuperar una relación que va camino del fracaso, como principal objetivo. Como he mencionado con anterioridad, en el caso de las relaciones que no tienen visos de ser recuperadas, la terapia persigue alcanzar un buen entendimiento entre las partes, de cara a evitar conflictos y situaciones mucho más agresivas y dañinas para ambos .

 

Para ello, las sesiones de terapia se centran en mejorar la comunicación entre los miembros de la pareja, aumentar la empatía de uno con el otro y mejorar la capacidad de resolver los problemas entre ambos aprendiendo a manejar de un mejor modo las diferencias que pudiesen existir.  Con todo ello, se puede conseguir no sólo mejorar cómo abordar los problemas  de pareja, sino hacer extensivo este manejo a otras situaciones que pudiesen ser conflictivas en nuestra vida diaria.

 

Si te gustó esta publicación, haz click en me gusta y no dudes en compartirlo con tus amigos de Facebook y Twitter. Puedes hacerlo a través de los botones de red social de Facebook y Twitter situados al final del post. Muchas gracias.

¿Te gustó esta publicación?