Solicitud de Cita Previa:            694.470.300

Puedes seguirnos en tu red social favorita:

  • Twitter App Icon
  • Icono de la aplicación de Facebook
  • LinkedIn Icon App
También puedes encontrar información y opiniones sobre nuestros servicios en los siguientes enlaces:

 Web propiedad de Psicología Lourdes Conte

2015. Todos los derechos reservados.

Aviso legal y politica de privacidad y politica de cookies

¿Te gustan nuestras publicaciones? Suscríbete aquí!!

Estoy en el paro: ¿Qué hago con mi vida?

26/1/2016

El desempleo se ha convertido en la preocupación más importante de la sociedad de nuestro país. Según la EPA (Encuesta de Población Activa), que obtiene datos sobre la situación del mercado laboral de forma trimestral, actualmente esta situación afecta al 21,18% de la población (datos correspondientes al tercer trimestre de 2015. Fuente: Instituto Nacional de Estadística), abarcando personas de cualquier rango de edad, siendo diferentes las consecuencias del desempleo dependiendo de la edad de las personas a las que afecta.

 

En el caso de los más jóvenes, que nunca han accedido al mercado laboral, la inexperiencia, a pesar de la importante formación plasmada en su currículum, es un obstáculo para acceder a la mayoría de los puestos de trabajo a los que aspiran, por lo tanto, siempre están “en busca de una oportunidad que nunca parece llegar”.

 

Otra situación que afecta a una buena parte de la población, es la imposibilidad de alcanzar estabilidad en el empleo. Hablamos de las personas que acceden a trabajos temporales e inestables, de corta duración, que aunque trabajan, no consiguen estabilizarse en el empleo, lo que a su vez impide que puedan dar pasos más trascendentales en su vida con ciertas garantías, y por ello no les resulta posible desarrollar su vida con la normalidad que desearían.

 

La situación más complicada probablemente la padecen las personas que han perdido su trabajo durante la crisis económica y sobre todo, si se encuentran en el rango de edad que supera los 45 años, ya que a pesar de la experiencia adquirida durante su vida laboral, su edad o su estado físico pueden ser obstáculos en sí mismos para acceder a un puesto de trabajo diferente.

 

 

 

 

Efectos psicológicos a largo plazo

 

En los jóvenes, el desempleo comienza manifestándose inicialmente como desilusión, ya que el esfuerzo que han desarrollado durante muchos años para terminar su formación, poder acceder al mercado laboral y sentirse independientes, no le permiten alcanzar el resultado que tanto han esperado.

 

Cuando esta situación se prolonga en el tiempo, la desilusión se va transformando progresivamente en frustración y esto a su vez va generando ansiedad y alteraciones del estado de ánimo, ya que los jóvenes ven que la formación que han adquirido no les permite ir progresando y ven limitadas las posibilidades de realizar planes de futuro estables en otros aspectos más personales de su vida.

 

Por otro lado, en aquellas personas que ya tenían su trabajo y lo han perdido, la causa de los problemas a medio y largo plazo son diferentes a la de los más jóvenes. En este caso, generalmente se trata de personas que ya han tenido la oportunidad de establecerse en un hogar y formar una familia, así como hacer frente a los gastos de una vida “estable”; sin embargo, el pasar al desempleo, esta situación ocasiona otro tipo de problemas generalmente relacionados con no poder hacer frente a las necesidades de la unidad familiar y a las responsabilidades económicas que se han adquirido durante el tiempo que se estaba trabajando.

 

Pero de forma general, y en cualquier caso, podemos decir que los sentimientos que con más frecuencia experimentan las personas desempleadas abarcan la sensación de fracaso, desmotivación, pérdida de autoestima, sensación de inutilidad, impotencia, ira, tristeza, angustia y depresión; pudiendo llegar, en algunos casos, a una desesperanza tan profunda que derive incluso  en intentos de suicidio.

 

 

No es lo mismo “estar en el paro” que “estar parado”

 

Buscar empleo no es tarea fácil. Es fundamental entender que para poder salir de la situación de desempleo hay que hacer algo más que entregar currículum en las empresas en las que nos pueda interesar trabajar, aunque por supuesto esto es muy importante, no debemos perder de vista el “trabajo de buscar trabajo”, es decir, llevar a cabo las acciones necesarias para aumentar nuestras posibilidades de volver al mercado laboral.

 

Para ello, existen algunas recomendaciones que toda persona en búsqueda de empleo debería seguir:

 

- Adaptarse a las necesidades actuales del mercado. Ello consiste en ver qué piden las empresas y qué características personales y profesionales reúno yo para ver si tengo posibilidades de que me contraten. O en el caso de ser emprendedor, analizar lo que la sociedad demanda en el medio en el que se quiere desarrollar la actividad y llevar a cabo un adecuado plan de viabilidad de nuestra iniciativa de forma previa a ponerla en práctica. En futuros artículos hablaremos del papel del emprendedor de forma más extensa.

 

- Completar tu formación. Para ello debemos analizar nuestros puntos fuertes y débiles, y valorar si es necesario actualizar y completar la formación que tenemos. Hacer de la búsqueda de empleo nuestro trabajo. Es muy importante no perder la rutina a la que estamos acostumbrados cuando tenemos un horario fijo de trabajo. Establecer horarios para dedicarnos a nuestros proyectos aumentará la probabilidad de éxito, además de ayudarnos a mantener un buen estado de ánimo.

 

- Actualizarse en el uso de nuevos medios de búsqueda de empleo, como internet, a través del uso de redes sociales y páginas web especializadas en ofertas de empleo.

 

- Aceptar los cambios en la calidad del empleo con respecto a años anteriores que pudieron ser más favorables. Con ello evitaremos la frustración de ver que merecemos más de lo que hemos podido conseguir, pero esto no significa resignación, sino aceptar la situación actual y luchar por mejorarla en el futuro.

 

- Por último, aunque no por ello menos importante, no debemos perder la ilusión, la motivación y la constancia, ya que son ingredientes imprescindibles para el éxito. Para ello, ayuda tener claro los objetivos y las metas que queremos alcanzar y trazar un plan para conseguirlas.

 

 

Please reload

Artículos Destacados

¿Qué significa sufrir estres postraumatico?

2/3/2020

1/10
Please reload

Artículos Recientes
Please reload

¿Te gustó esta publicación?

Si te gustó esta publicación, haz click en me gusta y no dudes en compartirlo con tus amigos de Facebook y Twitter. Puedes hacerlo a través de los botones de red social de Facebook y Twitter situados al final del post. Muchas gracias.